• Juan Manuel

Amenaza de mala Reseña...

¡LLEGÓ EL DÍA!

Aunque en los foros de propietarios de casas rurales y similares, se anuncia y advierte de determinadas actitudes de algunos clientes, uno, tal vez demasiado nuevo en estas lides, no podía suponer tales conductas, hasta que llega el día que la realidad te sorprende.

Os cuento…

El pasado fin de semana se hospedó en mi alojamiento una pareja, de amabilidad justa, pero de trato correcto, sin más.

El finde trascurrió sin ningún contratiempo; todo era paz y tranquilidad, sin la más mínima queja.

Llego el domingo y a la hora de salida me envían un wasap y me requieren para que baje a la Casa porque quieren comentarme una cosa.

Al llegar, me encuentro la estancia totalmente desordenada, cama para un lado, mesillas descolgadas de la pared, por otro, sofá descolocado y apartado de la pared… Es decir, habían preparado el escenario ideal para lo que pretendían.

Uno de los huéspedes me comenta que la estancia perfecta, la casa una maravilla y que todo ha estado a su gusto, PERO… “esta noche, a las dos de la madrugada, han empezado a aparecer hormigas y ha sido una auténtica odisea. Vamos, toda la noche sin dormir matando hormigas”.

Me quedo perplejo, en la Casa, en dos años, no hemos visto ninguna hormiga. Además, si sale un supuesto hormiguero, se ve el orificio, se ve el montoncito de tierra que deja alrededor del mismo y, sobre todo, que tu no exterminas un hormiguero en un ratito y esto fue: empezar a salir hormigas, exterminar todas, todas, las hormigas y dejar de salir hormigas; porque cuando llegué no había ni la típica hormiga despistada correteando por la cama… Impresionante la efectividad en el exterminio. Para patentarlo, rápido y ecológico.

Les pregunto donde han depositado las hormigas muertas y se lían, unas al contenedor, otras al inodoro, pero no hay hormigas en ningún lado, ni muertas, ni vivas… me enseñan unas fotos de un tipo de hormigas que yo en mi vida había visto por este entorno, correteando supuestamente por la pared, la mesilla, la cama… y de pronto, no queda ni una hormiga, ni la despistada; esa que aparece cuando ya piensas que te has cargado a todas… Y ¿el hormiguero? Pues, no hay hormiguero. No existe. Han aparecido hormigas, a las 2 de la mañana, (ni a las 9 ni a las 3 de la tarde), por mutación espontánea, o algo así.

El cliente me dice que a ver como solucionamos este incidente desagradable y ahí es donde yo empiezo a perder mi “longeva candidez”

El comenta qué si no atiendo su demanda, en forma de devolución monetaria, me pondrían una mala RESEÑA, (OPINIÓN).

LLEGÓ EL DÍA, por fin llegó, la temida amenaza de la MALA RESEÑA, si no atiendes la satisfacción económica pretendida.

Les invito amablemente a abandonar mi Casa y ahí se acaba la historia del desembarco de hormigas oriundas y el pretendido chantaje económico.

53 vistas

© 2023 por Hotel Boutique. Creado con Wix.com

  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • w-googleplus
  • w-rss
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now